¿QUIÉN SOY?
Me llamo Luis Alberto Santamaría, y mi objetivo es hacer que te explote el cerebro y se te reblandezca el corazón con mis historias

En 2008 terminé la carrera de ingeniero de telecomunicación. Ese mismo año comencé a trabajar para una importante empresa aeroespacial, y tres años después, en otra (todavía más importante) del sector de las comunicaciones, donde me mantengo hoy en día.

Eso es lo que me da de comer.

Lo que de verdad me pone los pelos de punta, y la razón por la que estás aquí, es porque también escribo novelas de suspense. Hasta ahora he publicado cinco novelas: Reflejos en el espejo, El secreto de Oli, El aleteo de la mariposa,Veinte veintitrés y Mensajes ocultos, algunas de ellas traducidas al inglés y al portugués. En total, he vendido más de 5000 ejemplares, divididos a su vez entre los ebooks publicados en Amazon y los de formato físico, que distribuyo personalmente.

Amante de la ficción en cualquiera de sus formas, me chiflan el cine, la buena comida, correr, la música (Springsteen es mi gasolina), la cocina y, por encima de todas las cosas, la escritura. Ah, y los perros. Me maravillan los perros. Si te gusta alguna de estas cosas, es muy fácil que nos caigamos bien.

En la actualidad vivo en Madrid, felizmente acompañado por mi pareja Silvia y mi perro, Yoda, a los que adoro.

¿CÓMO ME DIO POR ESCRIBIR NOVELAS DE SUSPENSE?

Como ya te he dicho, en 2008 me convertí en ingeniero y comencé a vivir de ello.

 

Pero no era un trabajo que me llenara.

En 2010, cierta anodina noche de otoño, encontré por fin mi pasión. Tuve una revelación que llegó a obsesionarme: plasmaría en una historia, que más tarde se convertiría en mi primera novela, mi filosofía de vida.

Desde ese instante que me cambió la vida, he experimentado cosas que jamás me habría imaginado. Es algo de lo que puedes saber más en este artículo.

Hoy en día sigo llevando una doble vida, como Superman. Durante el día, de lunes a viernes, soy un oficinista que come de tupper las sobras del fin de semana. Cuando llego a casa, me convierto en Dios. Creo mundos y personajes. Les doy vida para luego quitársela. Me enamoro cada día y siento el veneno del pecado cada vez que me pongo el traje de escritor.

Ya no sería capaz de abandonarlo.

Si quieres ayudarme a cumplir mi sueño de vivir de mi pasión a tiempo completo, te animo a que leas mis novelas. Y cuando termines, me escribes y las comentamos.

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE MÍ?
  • Si volviera a nacer, aprendería a bailar y a tocar un instrumento. Son dos aptitudes que me generan demasiada envidia en quienes las dominan.
  • Tengo un perro llamado Yoda y un conejo enano que se llama como el mono loco de El rey león: Rafiki.
  • Me fascinan las películas que me tocan la patata, pero solo lloro en las que muere algún perro. Hachiko me provocó la mayor llorera de mi vida.
  • Miento fatal, no me gustan las sorpresas, y se me da muy, muy, muy mal hacer bromas. 
  • Me gustan las pizzas hawaianas. A pesar de la piña. Sobre todo por ella.
  • Jugué a baloncesto desde los 10 años hasta los 20, y, a pesar de haberme roto la clavícula y un pulgar, es lo que más añoro de mi infancia.
  • Comer me parece uno de los tres grandes placeres de la vida. Dormir es otro.
  • Mi canción preferida es Thunder Road, de Bruce Springsteen.
  • Desde siempre se me han dado mejor los números que las letras, a pesar de todo.
  • Siempre tengo una película, una serie y un libro (que leer y que escribir) en mente.
  • Me he tirado en paracaídas dos veces. Algún día caerá la tercera, pero JAMÁS haré puenting.
  • De niño coleccionaba bandas sonoras de películas. Hoy en día me siguen chiflando (Spotify puede dar cuenta). Hans Zimmer y James Horner son mis compositores preferidos.
  • Mi sueño imposible es viajar al espacio, y dos de mis películas preferidas son Gravity y Apolo XIII.
MI GASOLINA
PARA ESCRIBIR
PARA CORRER
MIS INDISPENSABLES
  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Amazon