¿QUIERES LEER "EL SECRETO DE OLI" TOTALMENTE GRATIS? 

MR.MERCEDES

Actualizado: 21 de feb de 2019


Un Mercedes gris surge de la nada en algún momento de una madrugada fría y brumosa. Decenas de desempleados esperan a que abran las puertas del Centro Cívico, donde va a dar comienzo una feria de empleo. No esperan mucho, sin embargo, porque el Mercedes gris acelera, se sale de la carretera y arremete sin ninguna piedad contra la muchedumbre, acabando con varias vidas y dejando vidas rotas.


Este es el resumen del magistral primer capítulo de Mr.Mercedes, de Stephen King. Recuerdo que lo leí durante un viaje en metro, y lo recuerdo bien porque me dejó absolutamente estupefacto. No se puede empezar así un libro, Stephen, por favor. NO SE PUEDE. Que luego a ver con qué moral se pone uno a escribir delante de su teclado de mortal.


No he mencionado que este primer capítulo está narrado en pasado. A partir de ahí, todo el libro se escribe en presente. Es una manera rápida y eficaz que tiene el señor King de situarnos: la matanza en el Centro Cívico ocurrió en el pasado, y lo que estás a punto de leer transcurre ahora, algunos meses después. En los primeros capítulos conocemos a uno de los dos protagonistas (el bueno), el inspector retirado Bill Hodges. King nos lo presenta como un hombre solitario, obeso y con tendencias suicidas. Vamos, todo un héroe. Hodges fue el encargado de investigar el caso del Mercedes antes de retirarse, y como no fue capaz de detener al autor, vive con ese remordimiento día tras día. Hasta que recibe una carta de quien dice ser el asesino del Mercedes, retándolo a chatear con él en una especie de foro de Internet. Hodges, por supuesto, acepta, ya que, a pesar de estar cometiendo una ilegalidad al estar retirado, lo ve como una manera de mantener alejado el revólver con el que cada tarde se cuestiona si volarse o no los sesos.


Este es el Bill Hodges de la serie de televisión. Está muy bien caracterizado, en mi opinión

Planteada la trama, nos encontramos con los que quizá sean los capítulos más lentos del libro. Al menos hasta que hace acto de presencia Brady Hartsfield (el malo). Lo interesante de este coprotagonista (y en mi opinión lo que da valor a la novela) es que King nos lo presenta como el villano desde el principio. Aquí no ocurre como en la mayoría de novelas policíacas, donde el autor reta al lector a que adivine la identidad del asesino, y al final se resuelve todo con una increíble sorpresa. En Mr.Mercedes conocemos al asesino desde el principio, y además lo hacemos desde el interior de su mente. Conocemos su día a día, su lógica, el por qué hace lo que hace, y los problemas que encuentra en el camino. Como lector ha resultado muy interesante ponerme en la piel de un sangriento asesino. ¿Eso es en parte el poder de la literatura, no?


Este es Brady Hartsfield leyendo las últimas páginas de mi última novela

La novela no es otra cosa que el juego entre el gato y el ratón, aunque nunca se llega a saber con certeza quién es el gato y quién el ratón. Hacia la mitad de la novela la trama coge ritmo y emoción. Ciertos personajes pierden protagonismo y lo cogen Holly y Jerome, una de las parejas de secundarios más carismática que recuerdo. ¡Ay, Holly, qué buenos ratos he pasado con tus trastornos obsesivos compulsivos!


Las últimas páginas son frenéticas y emocionantes, dejando con ganas de más. Mr.Mercedes es una novela que recomiendo sin lugar a dudas. Ya estoy deseando leer la segunda parte, Quien pierde, paga, sobre la cual, por supuesto, te daré mi opinión.


Una vez más, Stephen King gana puntos como uno de mis dioses de la narrativa de ficción. Su estilo y ritmo me tienen enamorado. ¿Que si es para mí una inspiración? Como le diría Bill Hodges a Janey Patterson, pues sí.


Por todo esto, mi valoración de Mr.Mercedes es de:


#stephenking #thriller #reseña #novelanegra #suspense #review #MrMercedes

0 vistas