¿QUIERES LEER "EL SECRETO DE OLI" TOTALMENTE GRATIS? 

ELLA LO SABE

Actualizado: 20 de feb de 2019


El prólogo de Ella lo sabe nos coloca en una situación de emergencia absoluta donde se nos advierte de que alguien va a pasar las de Caín. No conocemos el nombre de la protagonista ni lo que ha pasado hasta llegar a ese estado, pero lo descubriremos a medida que avancen las páginas. Es una escena breve y morbosa. Es una promesa de emociones fuertes.


Después comienza la trama en orden cronológico, y todo decelera de golpe. Se nos presenta a Andrea, una joven depresiva con insatisfacción sexual que se pasa las horas espiando a los vecinos a través de la ventana de la cocina mientras su marido está trabajando. Todo es gris y aburrido hasta que recibe la visita inesperada del misterioso cuñado. Este hecho pondrá el vecindario patas arriba y será el desencadenante de la verdadera trama de la novela.


Debo admitir que afronté la primera mitad del libro con reservas. Que Lorena me perdone, pero me fueron inevitables las comparaciones con La chica del tren. Los protagonistas me caían mal, y eso hacía que no llegara a importarme lo que les pudiera suceder a ninguno. Quien haya leído mi opinión sobre la opera prima de Paula Hawkins sabrá que no es mi novela preferida.


De ahí que fuera tan injusto con Ella lo sabe.


La trama va adquiriendo empaque y complejidad a medida que avanzan los capítulos. Los personajes van haciéndose verosímiles, y el misterio, gracias a algunos giros argumentales inesperados, se vuelve casi insoportable. En concreto, el punto de inflexión que sufre Andrea, la protagonista, en el ecuador de la novela, precipita la trama a otro nivel. Pronto deja de ser simple suspense casero y para convertirse en la típica historia que te obliga a cuestionarte: “qué coj… está pasando aquí?”


Ejemplo de mi reacción tras leer muchas de las escenas de Ella lo sabe

El desenlace nos devuelve a un prólogo inicial ya casi olvidado a esas alturas, y no defrauda. Al contrario, me dejó con muy buen sabor de boca. Es redondo y no deja cabos sueltos. El capítulo final es lo mejor de la novela: un anticlímax que te relaja, y cuando ya te tiene con la sonrisilla en la boca, vuelca y hace que te aferres a él hasta leer el punto final. Es un final que puede pecar de polémico, pero a mí personalmente me encantó.


Como pequeña pega personal, Lorena se recrea demasiado describiendo los parajes de Barcelona y alrededores, que es donde transcurre la novela. Es como si estuviera tan arraigada a ellos que se viera obligada a darles un protagonismo que, en realidad, no tienen. En cualquier caso, es una opinión muy subjetiva que no mancha en absoluto el alto nivel general de esta recomendable novela de misterio.


Por todo esto, mi valoración de Ella lo sabe es de:


#reseña #review #opinión #Lorenafranco #ellalosabe #suspense #misterio #domesticnoir #escritores #leer

4 vistas