¿QUIERES LEER "EL SECRETO DE OLI" TOTALMENTE GRATIS? 

CÓMO GESTIONO MI LISTA DE CORREO

Actualizado: 22 de feb de 2019


Si eres escritor, seguro que estás cansado de que te hablen de la importancia de tener una lista de correo para conectar con tus lectores y fidelizarlos. Hasta puede que tengas una y la des uso.


Si eres lector, habrás sufrido el acoso de decenas de escritores ansiosos por que te suscribas a sus listas de correo. Puede que estés suscrito a algunas. Y, quién sabe, lo mismo hasta lees sus correos con interés.


¿Son las listas de correo de utilidad para autores y lectores? Pues todo depende de cómo gestione dicho autor su lista, cómo la enfoque y qué ofrezca a cambio de ser leído.


Yo creo que al lector hay que darle algo más que libros. Debemos darle motivos para que nos elija a nosotros por encima de los millones de autores con los que competimos a diario en el mundo.


El objetivo final no debe ser vender, sino conseguir que el amigo lector se muera por leer tu libro, en lugar de que tú te mueras por que lo lea.



¿QUÉ NO FALTA EN MI LISTA DE CORREO?


Cuando mando un email a mis suscriptores, lo escribo con un estilo fresco, alegre y amigable, pero sin pasarme. Huyo de las palabrotas, chistes ofensivos, anécdotas personales que no interesan a nadie, etc. Esto parece evidente, pero existen listas que no respetan estas normas. Mi objetivo es establecer un vínculo fuerte con el lector, pero ninguno de los dos buscamos una amistad (hay excepciones, claro, mis amigos y falimiliares también pueden suscribirse). Yo quiero ser leído, y el lector quiere un nuevo escritor que añadir a su lista de indispensables, nada más. (Por supuesto, autor y lector podemos llegar a hacernos amigos, no es ninguna locura y es bueno que suceda, pero la lista de correo no va de eso).


¿Qué nos puede ayudar a conseguir esto? Pues hay muchas cosas que se pueden hacer:

  • Alterno alguna imagen o GIF entre párrafos, a ser posible divertidos, graciosos, cariñosos… ¿Lo has pillado, no? Quiero contagiar buen rollo.

  • Hablo de mis libros y dejo enlaces para que el suscriptor pueda comprarlos, pero ofrezco siempre cosas a cambio: ofertas, información en exclusiva de mis próximas novelas, regalos, etc.

  • No hablo solo de mis libros. Soy escritor, pero también tengo tus propias opiniones e inquietudes. Antes he dicho que mi vida personal no le interesa a nadie, pero a la gente también le gusta conocer qué gustos tienen sus autores preferidos. Qué opinan de tal película, o qué le está pareciendo el libro que está leyendo en estos momentos. El ser humano es curioso por naturaleza, y nos gusta compartir opiniones y aficiones con los demás. En mi lista de correo, además de resumir mis novedades literarias, siempre comparto los libros que estoy leyendo, las últimas películas y series que he visto (añadiendo mi opinión) y hasta las nuevas recetas que he aprendido (¿no lo sabías? Me encanta cocinar). También suelo compartir alguna canción que esté escuchando mucho en esos días. Recuerda: la lista de correo no es un medio para hacer spam; es un medio para fidelizar lectores. En el siguiente link puedes acceder al mail que envié a finales de septiembre y hacerte una idea de lo que estoy tratando de explicar:

Newsletter de febrero/18



PERSONALIZO LOS CORREOS

No quiero que mis emails se pierdan entre los correos de publicidad, recibos, facturas de la luz, y los muchos que recibimos todos los mortales a diario en nuestra bandeja de entrada. Mis correos pretender tener un diseño único y agradable (utilizo Mailchimp, es un editor magnífico y con un plan básico gratuíto), con imágenes, GIFs, vídeos, encabezados, colores, botones, links… las opciones son ilimitadas. Estos son algunos recursos que yo utilizo en mi newsletter:

  • Un encabezado común para todos los correos:

  • Finalizo el texto con un saludo cordial (aunque amigable), y mi propia firma. Esto puede parecer una tontería, pero incorporar la firma real en el email le da un aspecto de “carta”, que a su vez lo convierte en íntimo. Y en serio.

  • Facilito a mis lectores el acceso a la páginas de venta de mis novelas o aL blog con botones fáciles de ver. Y, a ser posible, siempre con el mismo color y formato.



VOY AL GRANO


Este es uno de los fallos que más suelo ver en las listas de correo de otros autores (o, al menos, el que más me llama la atención a mí). No malgasto párrafos de mi email diciendo cosas que no aportan nada. Se supone que el lector está leyéndome porque quiere saber cosas interesantes. Cuando le escribo un email a un amigo o familiar, ¿empiezo hablándole del tiempo, del tráfico o del sexo de los ángeles? No. Pues aquí, igual. Hay que sintetizar. Tengo muy claro lo que quiero comunicar y lo expreso con la mayor brevedad posible. Esto es como escribir una novela: cuanto más simple y breve cuentes algo, más lo agradecerá tu lector.


Oh, mierda, otro autor dándome las gracias por seguir ahí, y por ser tan amable de existir, y que gracias a mí él puede seguir escribiendo…ZZZzzzzz…


RECOMPENSO AL SUSCRIPTOR


Tengo muy presente que está perdiendo su precioso tiempo para hacer caso a mis movidas. Puede que, pasado el tiempo, se convierta en un seguidor fiel que bese por donde piso, pero, al principio, y sobre todo de cara a atraer a suscriptores, tengo que prometerles cosas. En mi caso, a cada nuevo suscriptor le envío un mail de bienvenida en el que, además de presentarme muy brevemente, le regalo algo. Antes era el prólogo en exclusiva de mi nueva novela. Ahora que ya está publicada, mi regalo es más valioso: el ebook GRATIS de El Secreto de Oli. Considero que un suscriptor nuevo bien vale eso, y más.



NO SOY PELMAZO


Una lista de correo sirve para informar y establecer vínculos que ayuden a fidelizar lectores (¿cuántas veces lo he repetido ya?) NO ES UN MEDIO PROMOCIONAL. En serio, si pienso utilizar tu newsletter para promocionar tus novelas, voy por mal camino. Nadie va a leer mi libro solo porque le mande un correo electrónico pidiéndole que se lo compre. Y, desde luego, nadie va a continuar su suscripción (por muy gratuíta que sea) si lleno su bandeja de entrada de correos insulsos.


Lo que yo hago es enviar un correo al final de cada mes (aparte del de bienvenida, pero ese se envía una sola vez por suscriptor), en el que resumo todo lo acontecido durante ese mes. Así, los suscriptores solo recibirán un correo mío cada 30 días, y yo tendré muchas cosas que contarles en ese correo. Como caso excepcional, en ocasiones especiales envío correos adicionales, pero solo cuando creo que necesito anunciar algo que merece mucho la pena: una firma de libros, la publicación de una nueva novela, un sorteo, etc.


Y obedeciendo al último punto, no seré pelmazo y lo dejaremos aquí. No podría terminar este artículo sin recomendarte que te apuntes a mi propia lista de correo:


APÚNTATE A MI NEWSLETTER Y CONSIGUE GRATIS ‘EL SECRETO DE OLI’


Y si te ha gustado el artículo y piensas que puede serle de ayuda a más gente, sería la leche que lo compartieras en tus redes sociales. Deja un comentario si deseas comentar, añadir o preguntar algo sobre las listas, estaré encantado de responderte.

#marketing #newsletter #listadecorreo #escritorindependiente #indie #autopublicación #networking

5 vistas